Cómo pintar acuarela

La acuarela es una de las técnicas de pintura más extendidas por todo el mundo. Debido a lo económico que resulta y a su aparente sencillez, casi todo el mundo ha probado alguna vez a pintar acuarela, por lo que en algunos casos se tiene la percepción de que es una técnica de segunda categoría.

Pero más allá de esos escarceos, si se llega a dominar plenamente esta técnica, los resultados no tienen por qué desmerecer los conseguidos utilizando otras como el óleo o el acrílico. Es más, la luminosidad y transparencia que se consiguen pintando acuarela son prácticamente imposibles de conseguir de otro modo.

Si os gustaría dominar esta técnica tan especial, aquí van las indicaciones más importantes para aprender cómo pintar acuarela.

Cómo pintar acuarela

Para empezar hay que coger un papel de buen gramaje, ya que la acuarela necesita un soporte que pueda aguantar bien la humedad.

Se dibuja a lápiz un bosquejo del diseño elegido, sin entrar en detalles, pero que sirva para tener una idea clara de qué se quiere pintar. Para primerizos, es aconsejable comenzar por formas geométricas básicas, tales como un círculo o un cuadrado.

A continuación se coloca un poco de color de acuarela sobre la paleta y se procede a humedecer el pincel en agua. Si hay un exceso de agua, retirar con ayuda de un pequeño paño. Se dejan caer un par de gotitas de agua sobre la acuarela que está en la paleta, lo justo, para hacerla líquida.

Hecho esto, impregnamos el pincel con la acuarela y procedemos a dar color al diseño dibujado previamente. En caso de ser la primera vez que se usa acuarela puede ser una buena idea ir probando a mojar el pincel con diferentes cantidades y colores de acuarela para ver cómo queda sobre el papel y como se consiguen nuevas tonalidades. Es muy importante experimentar con el color para lograr dominar esta técnica, ya que éste es el paso fundamental a la hora de pintar con acuarela.

Una vez terminado de aplicado el color, se deja secar y observamos cómo reacciona la pintura según la cantidad de agua aplicada.

Es seguro que habrá que practicar mucha veces hasta sentirse a gusto utilizando esta técnica pictórica, pero es muy importante no rendirse si los primeros intentos no salen como se había pensado. Tomará un tiempo, pero siguiendo estos pasos básicos de cómo pintar acuarela seguro que finalmente terminaréis por cogerle el gusto.

Valora este artículo

¿Qué opinas tú?