Cómo pintar el techo

A la hora de realizar pequeños trabajos de pintura en casa, la mayor dificultad corresponde a los techos. Se trata de un trabajo engorroso, principalmente por la dificultad de acceso y la incómoda postura que exige, pero es mucho más fácil de lo que parece. Así que prepara pintura y rodillo y toma nota de cómo pintar el techo de forma correcta.

Cómo pintar el techo

Como en todo trabajo de pintura, el primer paso es preparar la estancia, de forma que no se manche nada, el espacio quede despejado y se pueda trabajar de forma cómoda. Así, los muebles grandes y pesados se agruparán en el centro de la habitación y al igual que el suelo se cubrirán con plásticos y sábanas viejas. Los muebles de menor tamaño los sacaremos directamente de la habitación y se colocará cinta de carrocero en aquellas zonas donde fuese necesario, como pueden ser los marcos de las puertas o las ventanas.

Terminado este paso previo, lo siguiente es preparar el techo, reparando desperfectos con ayuda de masilla o tapando manchas de humedad con pintura especial. Una vez aplicada la masilla, deberemos lijarla suavemente para darle mayor uniformidad y luego, retirar el polvo generado con ayuda de un trapo húmedo.

Una vez completados estos pasos es momento de empezar a pintar. Para ello usaremos una brocha en la zona cercana al ángulo formado por el techo y las paredes y posteriormente iremos pintando en dirección al centro de la habitación con ayuda del rodillo.

En caso de que la habitación tenga una ventana, lo más conveniente es comenzar a pintar el techo desde la zona más cercana a la misma, ya que los reflejos de la luz ayudarán a saber qué zonas del techo están ya pintadas y de esta forma podremos evitar dejar huecos sin pintar.

Para aplicar la pintura con el rodillo daremos una primera mano siguiendo trazos verticales, dejando deslizar suavemente sin presionar en exceso. Una vez seca la pintura se dará una segunda mano, pero esta vez siguiendo trazos horizontales. De esta manera se taparán todos los huecos que se hubieran podido dejar durante la aplicación de la primera mano.

Con esta serie de consejos ya sabes cómo pintar el techo de una habitación. La próxima vez que haya que hacer mejoras en casa, puedes ponerlos en práctica y comprobarás como los resultados que obtienes se acercan mucho a los conseguidos por un profesional.

Valora este artículo

¿Qué opinas tú?