Cómo pintar en vidrio

Pintar sobre vidrio es todo un arte que requiere práctica. Hay un proceso complejo detrás de cómo pintar en vidrio, con varios pasos que conviene seguir fielmente para lograr un trabajo bien acabado. Si quieres saber cómo pintar en vidrio, toma nota de la técnica que requiere.

Cómo pintar en vidrio

Fuente: tevabolivar.com

Primera fase: Preparación

En esta fase prepararemos los materiales y nos aseguraremos que todo esté correcto para comenzar a pintar. Para pintar en vidrio no es necesario ningún pincel especial, así que puede usarse uno de pelo sintético o natural sin ningún problema.

Resulta fundamental revisar las características de la pintura que vamos a usar. Hay que centrarse en su transparencia, gama de colores (la pintura en el vidrio puede verse muy diferente que en la tabla de colores), durabilidad (si vamos a darle uso al objeto pintado es fundamental) y facilidad de aplicación. También hay que considerar, a la hora de pintar sobre vidrio, que la calidad de la pintura se nota. Una pintura de baja calidad muestra una adherencia mucho peor, brilla menos y por supuesto no dura tanto.

Por último, hay que asegurarse de limpiar a fondo el vidrio, antes de comenzar a pintar sobre él.

Segunda fase: Pintado

Se comienza trazando el diseño con un delineador. Puede hacerse a pulso, pero lo ideal es trabajar con una plantilla. También se puede usar un rotulador permanente.

Terminado el diseño, aplicamos con una pipeta la pintura en cada sección de nuestro dibujo y vamos esparciéndola sobre la superficie del vidrio. No hay que temer salirse de la línea ya que el delineado actúa como barrera. Un pequeño truco es emparejar la pintura pasando un palillo de dientes por el delineado, lo que, además, eliminará las burbujas de aire que se hayan formado.

Finalmente, se puede emplear una esponja para darle uniformidad a la superficie, aunque el uso de ésta se recomienda, sobre todo, en casos en que la pieza de vidrio se pinte de un solo color.

Tercera fase: Horneado

Este paso es fundamental para fijar correctamente la pintura, dotándola de una mayor durabilidad. El proceso de horneado dependerá de la pintura, aunque lo habitual es dejar el vidrio en el horno durante una media hora a 150 grados. Aún así, si se opta por alguna pintura que no necesite horneado, este paso puede obviarse. Con esto habríamos terminado el proceso y sólo faltaría sacarlo del horno y dejar enfriar.

Con estos consejos, cómo pintar en vidrio seguro que ahora te parece menos complicado.

Cómo pintar en vidrio
Valora este artículo

¿Qué opinas tú?