Cómo pintar flores en las uñas

Pintarse las uñas  no tiene mayor dificultad, ahora bien, cuando lo que se busca es diferenciarse pintando las uñas de manera artística, se necesita concentración, mano firme y un punto de originalidad a la hora de hacer algunos diseños.

Los motivos florales siempre han sido un recurso muy utilizado para este fin, pero no resulta tan sencillo hacer estos dibujos correctamente, sobre todo si se es principiante y aún no se tiene mucha experiencia en cómo pintar flores en las uñas. Para que cualquiera pueda hacer unos diseños de flores que sean la envidia de todo el mundo, vamos a explicar el proceso.

Cómo pintar flores en las uñas

Cómo pintar flores en las uñas

Comenzamos preparando las uñas para aplicar el esmalte. Esta operación es importante de cara a conseguir un buen resultado posterior.

  • Primero, hay que quitar los restos de esmalte que puedan quedar de anteriores aplicaciones. Puede usarse un pequeño algodón, o un disco desmaquillador, mojado en un poco de acetona.  Tras dejar las uñas bien limpias llega el momento de mejorar su aspecto con ayuda de la lima, dándoles la longitud y forma deseadas.
  • Una vez hemos acondicionado las uñas  aplicaremos una primera capa de esmalte transparente que servirá para proteger y conseguir que la pintura posterior se asiente mejor.
  • Una vez seco el esmalte podemos empezar a pintar las flores en las uñas. Como se trata de diseños en los que se hay que cuidar mucho los pequeños detalles, aplicaremos el esmalte con ayuda de un palillo de dientes, lo que permitirá afinar más en los trazos.
  • Elegimos los colores que más nos gusten para las flores y comenzamos por pintar el centro de las mismas. Para ello hay que mojar la punta del palillo de dientes en el esmalte elegido y hacer un pequeño punto lo más cercano posible al centro de la uña. Ese será el eje sobre el que iremos dibujando la flor.
  • A continuación cogemos el esmalte del color elegido para los pétalos y nuevamente mojamos un palillo de dientes en la pintura. Alrededor del punto inicial se añadirán varios puntos (5 ó 6). Otra opción es la de hacer los pétalos un poco puntiagudos con un movimiento rápido del palillo. En cualquier caso, lo importante es guardar una cierta simetría, intentando conseguir que los pétalos sean lo más parecidos posible.

Hay quien con esto ya da por concluido el proceso de pintar flores en las uñas, pero existe la posibilidad de añadir más detalles a nuestro trabajo completando la flor con su tallo.

Sí decidimos hacerlo así, necesitaremos un poco de esmalte verde, y con ayuda del palillo de dientes trazaremos una pequeña curva que vaya desde la parte baja de la flor hasta la base de la uña.

Después de realizada esta operación, sólo restaría dejar secar el tiempo suficiente y seguidamente dar una capa de brillo transparente para mantener las uñas suaves y brillantes durante mucho más tiempo.

El resultado final es muy original y le dará un toque diferente a vuestras uñas. Además, si nos cansamos es fácil cambiar el diseño usando combinaciones de esmaltes diferentes o aplicando barnices más brillantes.

No hay que tener miedo de probar otros estilos. Aprender cómo pintar flores en las uñas implica intentar cosas nuevas, dejar espacio para la creatividad y la innovación, de manera que tras muchos intentos  y experimentos, podamos  decidir con conocimiento qué patrones de colores o diseños resultan más atractivos y ofrecen una mejor apariencia. Si el resultado final no es de nuestro agrado, es suficiente con volver a empezar y probar algo distinto, hasta dar con el diseño de flores que más nos convenza.

Valora este artículo

¿Qué opinas tú?