Cómo pintar en tela paso a paso

Existen innumerables artículos que pueden ser decorados y personalizados con tu propio toque creativo. Muchos de ellos son objetos creados con algún tipo de tela, sobre la que se puede pintar si se conoce la técnica para llevarlo a cabo. Justamente para eso, para mostrarte cómo pintar en tela y poder llevar a cabo este tipo de decoración, es para lo que está destinado este texto.

Después de leerlo, serás capaz de crear diseños en tu propia ropa, decorar unas cortinas, crear un bonito conjunto de servilletas a juego, o cualquier otra cosa que se te ocurra. Ahora bien, como todo proceso, requiere un aprendizaje, con lo que lo mejor es que empieces con prendas viejas a modo de entrenamiento, y según vayas adquiriendo seguridad, vayas pintando otros objetos de tela.Cómo pintar en tela

De cara a hacer más sencilla la comprensión del proceso, vamos a explicar separadamente cada una de las partes que la componen.

  • Materiales que se necesitan
  • Preparación de la tela
  • Pintar en tela
  • Secado

Cómo pintar en tela: materiales que se necesitan

Para llevar a cabo un trabajo de estas características se necesitan pinturas específicas. Las pinturas para textil son las únicas que debemos emplear, y si puedes hacerte con una variedad de ellas, mucho mejor: pintura transparente para tela, pintura con aerosol, pintura para tela oscura, colorantes…En la tienda de pinturas te podrán recomendar las mejores. Este tipo de pintura, por sus características de densidad y acuosidad son las que van a permitirte realizar trazos precisos y obtener un mejor resultado.

pintura para tela

También necesitas diversos tipos de pinceles, y si bien una mayor variedad va a proporcionarte más flexibilidad, las clases de pinceles imprescindibles son tres: un pincel plano, uno redondo y uno fino. Cada uno cumple diferentes funciones, de manera que ninguno de ellos sobra. El plano lo emplearás para colorear superficies amplias, el redondo para trazos, y el fino para detalle.

Aparte de esto, papel absorbente, papel carbón y varias esponjas pequeñas son el resto de accesorios que te harán falta.

Preparación de la tela

Puede pintarse sobre casi cualquier tipo de tela, si bien las fibras naturales son las mejores para este propósito. El resultado de la pintura varía mucho de unas telas a otras, de manera que, si no tienes muestras de tela sobre las que hayas experimentado previamente para saber el resultado, te toca hacer una pequeña prueba en una zona poco visible para saber cómo queda la pintura sobre ella.

Para preparar la tela adecuadamente, el primer paso es lavarla y dejarla secar. No utilices ninguna clase de suavizante, puesto que pueden crear una película que haga que la pintura no agarre adecuadamente.

Después, plancha la prenda, mantel, servilleta o cualquier otro objeto de tela sobre el que vayas a trabajar y colócalo de forma que la tela quede tensada.

Es de suponer que previamente ya habrás realizado en un papel el tipo de diseño que quieres llevar a cabo. No hacerlo así sería un error, puesto que la tela no es un material que admita muchas rectificaciones. Por lo tanto, nada de improvisar sobre la marcha. Dibujado el diseño en el papel, lo trasladas a la tela y lo calcas con el papel carbón. No olvides colocar papel absorbente para evitar que el diseño se calque al lado opuesto.

Pintar en tela

Ya tienes el diseño dibujado en la tela, bien porque has utilizado una plantilla, has calcado un dibujo, o lo has dibujado directamente con un lápiz, y ahora llega el momento de tomar las pinturas.

Toma el pincel fino, aplícale el color que corresponda, y marca el contorno del diseño. Después, con un pincel mayor, preferentemente plano, rellenas el interior de la figura. No cargues demasiada pintura sobre el pincel, porque es muy difícil hacer correcciones una vez la pintura está sobre la tela. Es mejor ir dando pasadas ligeras e ir agregando nuevas capas, bien sea para mezclar colores o para crear efectos.Cómo pintar tela

Para esto puedes servirte de las esponjas que comentamos al inicio, ya que al mezclar la pintura con agua y pasar la esponja pueden conseguirse texturas y apariencias muy interesantes. Eso sí, emplea una esponjita para cada color de pintura que vayas a aplicar sobre la tela.

Secado

Es importante no precipitarse y respetar el tiempo de secado de las pinturas que se hayan empleado. Cada producto es distinto, unos requieren que se aplique calor, otros, simplemente, dejar pasar unas cuantas horas. Tan sólo lee las recomendaciones del fabricante y actúa en función de estas.

Como tiempo prudencial para asegurarnos de que la pintura está totalmente seca podríamos señalar 24 horas. Pasado este tiempo, toma la prenda o el objeto de tela y plánchalo bien para que la pintura quede perfectamente fijada.

En teoría, tras esta operación, todo estaría correcto, pero si se trata de una camiseta o cualquier otra prenda de ropa puedes caer en la tentación de querer vestirla de inmediato. Si lo haces, recuerda que nunca se debe lavar la tela hasta al menos 48 horas después de haber sido pintada.

Cómo pintar en tela, ya lo has comprobado, no tiene mayor dificultad. Se trata tan sólo de preparar la tela adecuadamente, hacer un dibujo, y aplicar la pintura sobre él, asegurándote de que se seca durante el tiempo suficiente. Una vez lo has hecho la primera vez, seguro que encuentras infinidad de oportunidades de poner en práctica

Cómo pintar en tela paso a paso
5 (100%) 1 vote

¿Qué opinas tú?