Cómo pintar pestañas

La mirada, especialmente si es bonita, es una de las cosas que nos llama siempre la atención la primera vez que vemos a una mujer. Y dado que buena parte de esa primera impresión recae sobre los ojos, es normal que cualquier chica tenga la pretensión de que siempre luzcan espectaculares.

Con este objetivo en mente os vamos a detallar cómo pintar pestañas de manera que cualquier mirada resulte sexy, limpia y directa.

Cómo pintar pestañas

Cómo pintar pestañas

Unas pestañas curvadas, tupidas y muy largas son el mejor aliado para complementar un maquillaje de ojos que cause admiración. Si tú también quieres saber cómo generar esta impresión, atenta porque vamos a darte todas las claves.

Como todo el mundo sabe, gran parte de saber cómo pintar pestañas para triunfar con tu maquillaje de ojos radica en como aplicar en el rímel o máscara, ya que de la misma forma que pueden potenciar las virtudes y enmascarar los defectos, si no se usan correctamente pueden quitar toda la belleza a la mirada.

Un pequeño truco para facilitarnos el trabajo con el rímel, es introducir el tubo (siempre cerrado) en agua tibia antes de empezar a maquillar, ya que de esta forma la pintura estará mucho más fluida. Al abrirlo hay que asegurarse de retirar todo exceso de pintura del cepillo pasando éste por un papel.

Para comenzar siéntate frente al espejo y pasa el cepillo desde la base hacia arriba. Entre las formas más habituales de aplicar la máscara de pestañas está el hacerlo en zigzag.

Esta técnica consiste en encajar el cepillo entre las raíces de las pestañas y seguidamente realizar movimientos en zigzag conforme se asciende. De esta manera se consigue que las pestañas no se apelmacen.

Otra técnica que se recomienda para aplicar el rímel es la de ir girando el cepillo hacia arriba mientras se asciende. Así se aprovecha todo el producto que se encuentra en el cepillo, logrando unas pestañas con un mayor volumen.

Cómo pintar tus pestañas

También puedes usar un peine especial para separar las pestañas y dotarlas de un look más natural, aunque si no tienes uno a mano, siempre está el recurso de utilizar un cepillo de dientes (limpio, eso sí). Además, el peine (o el cepillo de dientes) también permite eliminar esos antiestéticos grumos que a veces quedan cuando el maquillaje no está todo lo suave que debería.

Y si las pestañas quedan habitualmente demasiado tiesas, hay un pequeño truco para que se vean menos rígidas. Basta con aplicar previamente un poco de vaselina o un producto que las hidrate.

Todas estas técnicas deben aplicarse tanto a las pestañas de arriba como a las de abajo para que la mirada quede perfecta. A la hora de pintar las pestañas inferiores recuerda colocar un papel bajo el ojo para que evitar manchar la piel.

Una buena manera de prolongar la vida útil de nuestro maquillaje es que, una vez aplicada una primera capa con el rímel habitual, dar posteriormente una segunda capa con máscara a prueba de agua. De este modo el maquillaje se mostrará impecable durante todo el día, y la máscara a prueba de agua mantendrá rizadas las pestañas por más tiempo.

Por último, al terminar de usar la máscara, recuerda pasar siempre un bastoncillo de algodón para retirar aquellos pequeños restos de pintura que se suelen a cumular alrededor  de los ojos.

En pequeños detalles como los aquí mencionados reside la clave del éxito. Saber cómo pintar pestañas no consiste en utilizar productos caros, si no en dominar las técnicas y conocer qué efectos producen determinadas formas de aplicar dichos productos. Esperamos que estos trucos te hayan ayudado a conseguirlo.

Cómo pintar pestañas
Valora este artículo

¿Qué opinas tú?