Cómo pintar MDF

Si no estás familiarizado con materiales de construcción, es posible que no sepas lo que es el MDF. Estas tres letras son el acrónimo en inglés de “Fibra de madera de mediana densidad”. El MDF está hecho con polvo de madera, el cual se mezcla con un aglutinante y posteriormente se prensa con calor para realizar tableros de madera

Es por tanto un material con muchas aplicaciones. Suele emplearse en muebles, ya que es fuerte y duradero.Cómo pintar MDF

Lo que diferencia al MDF de la madera normal es que no tiene nudos, ya que, como hemos visto, su fabricación se realiza a partir de fibras comprimidas unidas con una sustancia adhesiva.

De entre todos los tipos de aglomerados, el MDF es el más sencillo de pintar. El MDF no requiere demasiada preparación y es un material agradecido para con la pintura. Si quieres saber cómo pintar MDF, toma nota de los distintos pasos que hay que llevar a cabo para obtener un buen acabado.

Cómo pintar MDF: preparación

Como en cualquier trabajo de pintura, hay que llevar a cabo una preparación que garantice el agarre posterior de la pintura que vamos a aplicar, y por tanto, a esta preparación es a lo primero que vamos a dedicarnos.

La pieza de MDF que vaya a ser pintada debe estar seca y limpia, así que, para asegurarnos de que así sea, lo que hay que hacer en primer lugar es lijarla.

Se toma un papel de lija (de120 o 150) y se procede a frotar con él la superficie, de manera que todo el polvo o suciedad que contenga, pueda ser eliminado. Además de conseguir que la pieza quede totalmente limpia, el proceso de lijado permite que la imprimación posterior se fije mucho mejor.Cómo lijar MDF

A continuación, se realiza un sellado de los bordes, preferiblemente con yeso. Este sellado aporta un efecto impermeabilizante, que evita el tablero pueda absorber humedad hacia su interior, lo cual tendría efecto sobre su resistencia, haciendo que el MDF se volviese quebradizo y demasiado flexible.

Una vez aplicado el yeso hay que cerciorarse de que no quedan grietas y esperar hasta que se seque.

El siguiente paso es lijar este sellado realizado con yeso, no con la intención de eliminarlo, sino únicamente de dejarlo regular y liso. Después, se pasa un paño antiestático para eliminar los restos que hayan podido quedar en el sellado.

Cómo pintar MDF: imprimación y pintura

Una vez realizada esta preparación del MDF, ya se puede pasar a aplicar la imprimación y posteriormente la pintura.

La imprimación ha de ser a base de disolvente, y se aplica a lo largo de todo el material con un pincel o brocha. Completado este punto, habrá que esperar 24 horas a que esté totalmente seco antes de pintar.

Dado que el sellado que hemos realizado protege el MDF de la humedad, la pintura podrá ser de cualquier tipo. Con el pincel o brocha se va pintando poniendo cuidado en que el resultado se vea uniforme. Se deja secar y se repite la operación con una segunda capa. Una vez seca esta segunda capa se retira la capa d yeso de los bordes.Cómo pintar mdf con rodillo

En resumen, cómo pintar MDF se resume en un proceso con cuatro pasos claramente definidos. Un primer paso de acondicionamiento del material, con un lijado a fondo para eliminar todo resto, un segundo paso que consiste en un sellado, a modo preventivo, para evitar que el MDF pueda combarse o volverse quebradizo por efecto de la humedad, un tercer paso que es la imprimación y un último que es la aplicación propiamente dicha de la pintura.

[Total:8    Promedio:4.6/5]

¿Qué opinas tú?