Cómo pintar piedras

Muchos de nosotros nos vemos atraídos por piedras que tienen alguna forma  especial o  un color fuera de lo común, y podemos querer convertirlas en un objeto decorativo. Saber cómo pintar piedras puede ayudarnos a lograrlo, haciendo que las dotemos de una imagen especial y diferente

La pintura en piedras puede ser un proceso sencillo aunque dependerá de muchos factores. Cuanto más perfecto sea el acabado que queramos conseguir, más complejo se vuelve el proceso y al contrario.

Cómo pintar piedras

Aquí van una serie de consejos fáciles y muy prácticos, pero que al mismo tiempo te permitirán lograr un resultado sorprendente.

Pintar piedras

Comenzamos por dar una limpieza a la piedra retirando el polvo, el barro y toda suciedad de su superficie. Esto ayudara a que la pintura pueda impregnarse en la piedra más fácilmente.

A continuación hay que definir de forma concreta qué haremos sobre la piedra, si sólo la pintaremos de un color o si dibujaremos un diseño y lo pintaremos a continuación.

En el caso de que sólo vayamos a pintar la piedra, podemos utilizar témperas, óleo, aerosol, o pintura acrílica, etc.

La complicación será mayor o menor según el tipo de pintura que elijamos,pero resulta especialmente significativo si la pintura requiere de agua para ser utilizada (como en el caso de las témperas), puesto que tendremos que repetir el proceso una y otra vez para que el color se fije en la piedra. En el caso de que elijamos otro tipo de pintura el proceso será más sencillo, aunque también será conveniente dar varias capas de pintura para conseguir un mejor acabado.

Si lo que vamos a hacer es dibujar sobre la piedra, debemos tener en cuenta de qué tipo es la superficie: si es plana o tiene algunas imperfecciones. Si la piedra tiene una superficie plana, la tarea nos resultará, como es lógico, más sencilla.

Empezamos por definir nuestro diseño, dibujándolo a mano alzada o calcándolo de una plantilla, y procedemos a continuación a pintar la piedra, para lo cual podemos utilizar pinceles o brochas según creamos más conveniente.

Finalmente, aplicaremos algún tipo de barniz o capa protectora para que la pintura no se desprenda de la piedra con el paso del tiempo.

Si te has encontrado alguna piedra que te ha resultado especialmente llamativa y te gustaría guardarla de recuerdo, estos consejos sobre mo pintar piedras pueden animarte a que te decidas a hacerlo pero aportándoles tu toque artístico personal.

[Total:10    Promedio:4.2/5]

¿Qué opinas tú?