Cómo pintar pisos de cemento

Los suelos o pisos de cemento son cada vez más habituales en muchas construcciones nuevas. Hay quién gusta de dejarlos al natural para darle un toque moderno e industrial a su vivienda, pero si se quieren decorar, será muy útil saber cómo pintar pisos de cemento.

Como en cualquier otro trabajo de estas características, antes de aplicar la pintura, empezaremos por preparar la superficie. Es muy importante comprobar que el cemento del piso está perfectamente seco (si se puso recientemente) y que no haya ninguna filtración de agua. Comprobado esto, se procederá a limpiar a fondo todo el piso.

Cómo pintar pisos de cemento

Los productos de limpieza para cemento por lo general suelen producir vapores tóxicos, por lo que resulta recomendable intentar ventilar lo máximo posible el espacio de trabajo así como el cubrir boca y nariz con una mascarilla para evitar respirar los mencionados vapores.

Una vez el piso se haya secado tras limpiarlo es el momento de revisar que no haya grietas o desperfectos. En caso de que existiesen habría que repararlos con ayuda de una espátula y un poco de cemento.

Ahora ya sí estaríamos listos para pintar el piso. El primer paso será proteger las esquinas de las paredes con cinta de carrocero, de forma que al pintar el piso no las manchemos. Hecho esto, se puede empezar a aplicar la pintura primaria que servirá como base.

Comenzaremos a pintar el perímetro del piso con ayuda de una brocha, procurando no manchar las paredes, y después, con ayuda del rodillo, pintaremos la zona central. Es importante que tras aplicar esta primera capa de pintura se respeten los tiempos de secado que marca el fabricante, de forma que antes de dar una segunda mano estemos seguros de que el piso está listo para recibir más pintura.

Habitualmente, los pisos de cemento necesitan de dos a cuatro manos de pintura para presentar un buen acabado. Es importante que las capas sean finas, pues de esta forma mejora la adherencia del pigmento.

Una vez dada la última mano de pintura y el piso esté bien seco, se procederá a dar otras dos capas de pintura epoxi transparente, que ayudarán a dar un mejor aspecto a nuestro trabajo, y finalmente, aplicaremos de dos a tres capas de sellador de mampostería a modo de protección.

Si seguís estos consejos sobre cómo pintar pisos de cemento podréis darle un toque diferente a vuestra casa de forma rápida, sencilla y barata.

Valora este artículo

¿Qué opinas tú?