Cómo pintar con rodillo

Dependiendo de de la superficie que se esté intentado pintar,  saber cómo pintar con rodillo puede llegar a ser complicado, y más aún si se carece de experiencia en este tipo de tareas, aunque, desde luego, nunca tanto como el pintado con brocha.

Generalmente los pintores suelen usar el rodillo para pintar paredes de grandes alturas. En estos casos, algunos sujetan el rodillo con la mano y otros lo anclan en un palo para tener alcance en el pintado, dependiendo del lugar de donde se va realizar el trabajo y del área que se va a pintar. Pero si no tienes experiencia, estos consejos sobre cómo pintar con rodillo te ayudarán.

Cómo pintar con rodillo

Para pintar con rodillo, el primer paso es lavarlo bien si ha sido usado anteriormente por otra persona. Como es lógico,  si es un rodillo nuevo, esto será innecesario.

Antes de nada, es necesario observar detenidamente el área que se desea pintar con rodillo para asegurarnos de detectar previamente cualquier problema que pueda presentar la superficie.

Si no hay mayores inconvenientes, pasaremos entonces a preparar la pintura, para lo cual es fundamental seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante, de manera que ésta no quede muy aguada.

Una vez hecho esto, sumergiremos parte de la superficie del rodillo en la pintura, intentando no remojar todo el rodillo, ya que de lo contrario la pintura empezará a escurrir por la superficie que estamos pintando y ello ocasionará un resultado defectuoso.

Intentaremos realizar trazos largos con el rodillo, de arriba hacia abajo y viceversa de manera uniforme para evitar dejar huellas según vayamos avanzando. Es importante realizar un pintado uniforme con el rodillo para evitar humedad en la superficie. Si en un momento dado tenemos que detenernos por cualquier razón,  es preferible dejar esa parte para el final y empezar por otro lado.

Cada vez que volvamos a introducir el rodillo en la pintura, retiraremos la pintura excedente del rodillo con un palo, con el propósito que al ser nuevamente sumergido quede empapado de pintura uniformemente y no se produzcan imperfecciones durante el pintado.

Repetiremos este proceso las veces que sea necesario hasta observar que la pintura haya impregnado en la superficie y esta presente un color uniforme.

Si bien es necesario algo de práctica para obtener resultados profesionales, con estas indicaciones sobre cómo pintar con rodillo, evitaremos la mayoría de errores que suelen cometerse por parte de quienes no tienen demasiada experiencia en esta tarea.

[Total:1    Promedio:2/5]

One Response

  1. Alejandra Ramírez

¿Qué opinas tú?