Cómo pintar ojos pequeños

El querer tener los ojos grandes es uno de los mayores deseos de muchas mujeres, aunque por desgracia, a veces, la naturaleza es caprichosa y no nos concede todo lo que queremos .Los ojos pequeños provocan que la mirada dé la impresión de estar más hundida, y por comparación, agrandan el tamaño de la nariz. Pero por suerte también existe la posibilidad de mejorar “artificialmente” este problema. Por eso, toda aquella chica que tenga este problema y que aprenda cómo pintar ojos pequeños, evitará dichos efectos

Si quieres conseguir resaltar tus ojos para que luzcan espectaculares, seductores y llenos de luz sólo has de tomar buena nota de los siguientes consejos de maquillaje, útiles  a la hora de pintar ojos pequeños.

Como pintar ojos pequeños

El primer paso para conseguirlo es empezar por intentar dotar de una mayor luminosidad a la mirada. Hay que huir de las sombras de ojos de colores excesivamente mates o muy oscuras, puesto que producen una sensación de rostro apagado. Los tonos claros, por el contrario, son los mejores aliados de las mujeres con ojos pequeños.  Los colores pastel y tierra o con toques nacarados funcionan maravillosamente en estos casos, aumentando la luz del rostro y la amplitud de la mirada.

Otra buena opción es la de dotar de mayor profundidad la mirada jugando con un maquillaje de dos colores. Para ello hay que aplicar primero una pre-base de sombras utilizando algún tono de beige claro para el párpado superior y a continuación utilizar un tono más oscuro para colorear la parte exterior de la cuenca del ojo.

En el caso del maquillaje nocturno, el efecto smokey que está tan de moda últimamente también es una buena elección si se pretende mitigar  la sensación de ojos pequeños, siempre y cuando optemos por tonos grises u ocres y no caigamos en el clásico error de recurrir al negro. Además, para quienes estén dispuestas a arriesgar un poco con su look, los ahumados en colores metalizados también son ideales para aumentar la luz del rostro.

Por supuesto, tanto de día como de noche, hay que utilizar siempre un iluminador, que resulta clave para aumentar el efecto de amplitud en la mirada. Para ello se aplican unos pequeños puntitos en la parte inferior del ojo, el lagrimal y justo bajo la ceja.

Sobre cómo pintar ojos pequeños, hay que tener en cuenta que las cejas también tienen una gran importancia visualmente hablando sobre el resultado final que se logra. Unas cejas pobladas y muy bien definidas serán de gran ayuda para disimular, y producirán una sensación general de mayor amplitud. Para ello, eliminaremos periódicamente el vello rebelde para tenerla despejada y en caso de tener que maquillarlas usaremos siempre un lápiz del mismo color que la ceja.

Además de los consejos sobre cómo pintar ojos pequeños para hacerlos parecer más grandes, también hay que tener en cuenta el no cometer errores muy comunes que pueden anular el efecto de estos consejos.

Entre estos últimos hay uno muy destacado y por desgracia frecuente: el eyeliner. Usar eyeliner en la línea superior de las pestañas es sinónimo de enmarcar el tamaño real de los ojos, cuando el objetivo que se busca con el maquillaje es justamente el contrario. Lo mejor es difuminar, no dejando claro dónde empieza y dónde termina.

Además, los colores estridentes tampoco favorecen a las mujeres de ojos pequeños. Se necesitan unos ojos realmente grandes para poder defender estos looks agresivos de forma solvente.

Si se sabe cómo pintar los ojos pequeños se puede fácilmente llenar de luz la mirada, haciendo que aquello que este pequeño defecto pase totalmente desapercibido.

[Total:2    Promedio:5/5]

¿Qué opinas tú?