Cómo pintar hortensias

Las flores siempre han sido uno de los elementos más presentes en la historia de la pintura. Numerosos autores suelen recurrir a ellas como fuente de inspiración para sus obras y en concreto, las hortensias son uno de los tipos de flores preferidas para ser plasmadas en un lienzo. Su colorido, sus formas homogéneas y su aspecto fresco siempre han llamado la atención de aficionados a la pintura que querían reflejar esta belleza en sus cuadros.

como-pintar-hortensias

Cómo pintar hortensias, y flores en general, suele ser un trabajo muy laborioso, en el que hay cuidar muchísimos detalles hasta lograr alcanzar un resultado satisfactorio.

Pero aparte del método tradicional, hay formas diferentes de hacerlo. Quienes quieran aprender cómo pintar hortensias pueden recurrir a una técnica lejos de academicismos y consejos sobre grosores de pinceles, preparación de lienzos o efectos de sombreado. Cómo pintar hortensias de forma simple, rápida y muy divertida es posible incluso dejando aparcados los pinceles y tan sólo llenándonos de pintura las yemas de los dedos. Prueba este sistema y el resultado te sorprenderá.

Comenzamos seleccionando tres tonos de pintura (blanco, azul y morado) que serán la base de nuestras hortensias. Se ponen los tres colores sobre la paleta sin que se mezclen en ningún momento y a continuación se unta el dedo corazón con una buena cantidad de azul y blanco. Hacemos un pequeño montoncito con estas dos pinturas y procedemos a dar ligeros golpecitos sobre el lienzo, mezclando los colores pero sin llegar a dejar apoyado el dedo sobre la superficie. Poco a poco rellenamos una superficie en forma de círculo.

Hecho esto, se limpia el dedo y se incorpora el color restante a nuestro cuadro. Repetimos el proceso, cogiendo una buena cantidad de pintura, morada en este caso, con el dedo corazón y procedemos a dar pequeños toques sobre la superficie que ya habíamos pintado. El objetivo es ir aumentando el volumen del cuadro y rellenar todos los espacios.

Una vez la hortensia va cogiendo forma, para darle un mayor realismo, procedemos a mojar el dedo en el color blanco y damos unos ligeros golpes en uno de los lados de la flor para crear un efecto parecido al que tendría la incidencia de la luz sobre la hortensia.

Ahora ya sólo quedaría dejar secar y tendríamos lista nuestra hortensia. Esta técnica es muy divertida y resulta ideal para ponerla en práctica incluso con niños, a los que se les puede enseñar cómo pintar hortensias de manera muy sencilla.

[Total:17    Promedio:4.5/5]

¿Qué opinas tú?