Cómo pintar rosas

Un bodegón, un paisaje o flores son algunas de las temáticas habituales en los primeros pasos en la pintura. Por eso no es de extrañar que las rosas sean las protagonistas de multitud de obras.  Y quizás ahí también se encuentre la razón que explique por qué la pregunta de cómo pintar rosas sea una de las más frecuentes en los blogs de pintura.

Cómo pintar rosas

Las rosas pueden parecer unas flores difíciles de pintar a primera vista, pero no hay que dejarse engañar por las apariencias, ya que si se siguen unos pasos muy sencillos en su diseño, se puede conseguir un resultado espectacular con un mínimo de trabajo.

Cómo pintar rosas al óleo

En el caso de querer saber cómo pintar rosas al óleo el primer paso será siempre trasladar la flor a un lienzo. Así, realizaremos un pequeño boceto de la flor (no es necesario entrar en detalles minuciosos) para a continuación mezclar los colores elegidos hasta obtener el tono deseado.

Introduciremos la punta de un pincel angular en la mezcla y comenzaremos a rellenar el fondo de la flor sin pararnos a definir las formas. Eso lo haremos seguidamente, cuando terminemos con el fondo, añadiendo un poco de negro a la mezcla base. Con ese nuevo tono iremos realizando trazos en forma de C que conformarán los pétalos de la rosa. Finalizada este parte del trabajo dejaremos secar la pintura varios días.

Para la siguiente parte volveremos a repetir la mezcla de colores original, pero esta vez añadiremos algo de blanco para pintar las zonas más iluminadas, a la vez que utilizaremos tonalidades más oscuras para añadir sombras. Poco a poco nuestra rosa irá ganando en detalles gracias a los destellos y al sombreado de los pétalos.

Una vez terminada la flor toca añadir el tallo y las hojas. A tal fin tomaremos un poco de pintura verde oliva mezclada al 50% con sepia. Para pintar el tallo usaremos un pincel más grueso, mientras que para las hojas nos valdrá el mismo que usamos anteriormente para los pétalos.

Agregados estos últimos detalles nuestra rosa al óleo estaría finalizada y sólo restaría dejar secar la pintura por al menos 5 ó 6 días.

Cómo pintar rosas en tela

Junto a la técnica anterior, la otra gran pregunta que se hacen muchos principiantes es la de cómo pintar rosas en tela. La gran ventaja de esta última es que nos permitirá exhibir los diseños tanto en nuestra ropa, lo que siempre supone un plus de originalidad.

El proceso en sí del pintado es muy similar al anterior, presentando tan sólo un par de diferencias notables.

La primera es que para trasladar nuestro diseño a la tela no lo haremos directamente a lápiz como sucede en el lienzo, sino que nos ayudaremos de un papel de calco. Y por otro lado está el tema de los materiales, ya que, como la tela va a sufrir un desgaste mucho mayor que un cuadro, no podemos usar una pintura cualquiera, sino que habrá que recurrir a un producto específico para pintar sobre tela. Estas pinturas se encuentran fácilmente en cualquier tienda especializada.

Una vez lo tengamos todo listo, comenzaremos lavando y planchando la prenda elegida. Cuando esté bien seca, la apoyaremos sobre una base firme y transferiremos el diseño usando el papel de calco y un bolígrafo sin tinta.

Hecho esto, se pueden seguir exactamente los mismos pasos que llevamos a cabo anteriormente para pintar rosas al óleo, con el único añadido de que habrá que respetar los tiempos de secado que marque el fabricante de la pintura.

Saber cómo pintar rosas sirve para añadir motivos florales, ya sea a la ropa o a obras pictóricas Ambas técnicas son muy sencillas, por lo que no hay que tener miedo a la hora de acometer esta tarea.

[Total:8    Promedio:4.4/5]

¿Qué opinas tú?